Mahomedalid
simplemente la vida ... mahomedalid feed
revista urbana y cultural de tepic

martes, septiembre 08, 2009

El séptimo arte

Por si no lo han visto, el último post de toxickore habla de la razón personal de ir al cine, donde pone de manifiesto que si vas al cine y te sientas hasta atrás da igual, puesto que el formato es el mismo que teniendo una televisión en casa (con sus debidas proporciones, y si sin contar iluminación, sonido, etc). Propone que tal vez a los cines solo se va a socializar, y en todo esto en parte estoy de acuerdo.



En días pasados comentaba que una buena forma de disminuir la piratería sería que las películas salieran en formato DVD al mismo tiempo que la proyección en el cine. Recuerdo que hace tiempo para que una película llegara a un formato casero se necesitaban meses o incluso años, cuando ahora el tiempo es de un par de meses a lo mucho.

Seamos sinceros no solo al encontrar que la industria tiene ya la película en formatos distribuibles (que es en su fuga de donde vienen los discos piratas) a la par que las películas, sino a que rara vez vamos al cine porque no pudimos encontrar la película en formato pirata aceptable. Vamos, porque queremos ver tal o cual película en el cine (por las razones que expone toxickore). Y las que simplemente no merecen nuestro dinero las conseguimos o nos esperamos a verlas en casa. Y por ese tiempo en que tarda su distribución no hay merma en las personas que van al cine (al menos en México).

Sin embargo, hay una razón más, lejos de los pubertos, las palómitas y el gran formato por lo que me encanta salir de mi casa a ver una película. O tal vez es precisamente eso.



Al cine le llaman el séptimo arte, y es que podemos compararlo con las 6 artes clásicas (arquitectura, danza, escultura, literatura, música y pintura) en varios vértices. Por supuesto, no soy crítico, ni experto en ninguna de ellas, yo solo soy un admirador ferviente de las expresiones humanas que incitan a pensar, razonar, sentir y responder.

Me ha pasado, por ejemplo, en la fotografía o pintura, en la cual podría tener las mismas fotos o las pinturas en reproducciones/impresiones decentes en casa y no incitan más que a dar vuelta a la página rápidamente. Y es lo mismo que leer un libro en la computadora, donde el árte de la literatura se diluye un poco. No es lo mismo escuchar una orquesta sinfónica en vivo que en el iPod, o ver un video de danza que asistir a un festival.

Y es precisamente el ritual de ir al cine el que lo transformaría en uno de arte. En Tepic, por ejemplo, recuerdo la diferencia abismal entre el ritual de ir a la Caja Mágica o el Cine Insurgentes, al de Plaza San Rafael o MMCinemas. Y ni se diga los que no me tocaron como el Azcona o el de la Lerdo. El hecho de asistir a un lugar con solo dos salas y 6 funciones, encontrar una pequeña ventanita llamada taquilla, con las letras en tablero negro (donde si falta una ele 'l' siempre sobra un uno '1', o ya de plano te dejan que adivines el nombre de la película) con ese cristal agujereado, los boletos de papel, el señor del banquito a la entrada, las palomitas de una vieja máquina, las escaleras y los muros de terciopelo estando más aparentados con un teatro que con un home teather, las pequeñas salas, las marquesinas de foquitos. Este ritual hacen que ver el cine sea una experiencia tan especial, que las películas toman otro aire, un enfoque distinto a los atiborrados Cinépolis.

En Guadalajara hay varios sitios que aún sobreviven, aunque hay otros (me han contado) que han desaparecido. Un par a los que me gusta asistir son el Cineforo de la UDG, Cines del Bosque, y en menor grado (ya que poco a poco se ha transformado en un cine moderno) el Cinemark de Plaza Millenium. Aunque las pantallas y proyecciones son de buena calidad, así como el sonido, pueden no llegar a tener el gran formato de Cinépolis, y sin embargo son del mismo precio. Pragmáticamente, podemos pensar que se paga por estar menos llenos (nunca necesito hacer fila), pero les aseguro que lo que se paga, es por asistir a la experiencia de encontrarse con lo que el director intenta transmitir en un ambiente apto para apreciarlo.

3 comentarios:

murder_666 dijo...

De verdad una plícula se disfruta más en el Cine, se me hace más dificil olvidarla cuando la veo en el cine...

Aunque soy un acerrimo respaldador de DVD's, -y me sorprende la velocidad a veces con que se consiguen- no cambiaria por nada el hecho de ver una pelicula en el Cine.

Monstruita dijo...

Me encanta ver peliculas, en el cine, soyyy superfan de ir al cine, pero ps ahorita ni chanza, saluditos cuidate

Hallya Zwe dijo...

bonito cine !!

a la fecha los inventos q mas me han gustado son las cámaras y los aviones :)